domingo, 25 de agosto de 2013

Estoy feliz...

Vean esta hermosura.... No está divina?
Es la calabaza que he cortado de la huerta de mi jardín, y lo mejor de todo es que me han regalado la semilla, sí, digo bien, me imagino que algún pajarito la trajo hasta mí, porque ha crecido sola la planta.  Y eso es lo que me hace más feliz, ha sigo un regalo del cielo.
Vean esta belleza, aqui cortándola, pues la planta ya estaba seca.


En las manos de la horticultura, o sea yo.


Les cuento que pesa 2 kg. y me tiene tan enloquecida que no se que hacer con ella.  Alguna sugerencia?


Acariciando mi bello tesoro...


En cuanto decida que voy a hacer con ella les cuento.  Lo que si se es que no será un adorno para Halloween!!!

Besotes laneros,

Naturaleza

1 comentario:

  1. Es tan mona que sería una pena comérsela pero es una calabaza de las que se comen y no para la decoración de una noche de brujas, verdad?
    Si te decidieras, prueba a hacer daditos de calabaza rebozados con sésamo y miel. Te/os sorprenderá!

    ResponderEliminar

Gracias